DYM

Muebles a medida: materiales

Existen muebles realizados por encargo que poseen la ventaja de facilitar el aprovechamiento al máximo del espacio que brinda tu hogar, por más pequeño que este sea. Al mismo tiempo, permiten personalizar los ambientes en mayor medida, ya que cada persona puede decidir el diseño y el material que más le convenga o que mejor se adapte al estilo decorativo elegido. En la imagen observamos una propuesta de la empresa Identid.

Para poder elegir a conciencia en este punto, es vital conocer las características básicas de aquellos materiales que habitualmente se emplean en este tipo de muebles a medida. Ellos son:

 

  • Madera maciza: se trata de muebles realizados al 100% en madera natural, procediendo la misma directamente del tronco, esto quiere decir que no se emplean virutas, serrines, cortezas o ramas como sucede en el caso de aglomerados, contrachapados, tableros de fibra o similares. El tipo de árbol utilizado nos facilitará tablas, tableros o listones de distinto grado de calidad y resistencia. Las maderas blandas son más ligeras y fáciles de trabajar, por lo tanto resultan más económicas, aunque esto no significa que sean menos resistentes. Por su parte, las llamadas maderas duras (roble, nogal, haya) son más onerosas porque los acabados que pueden lograrse son superiores estéticamente.
  • Madera chapada: son láminas de madera muy finas que se emplean en el revestimiento de maderas de menor calidad, lo que permite obtener mejores acabados a un costo más accesible.
  • Madera contrachapada: son tableros resistentes y estables, que se conforman en base a capas de láminas o chapas de madera encoladas y prensadas. Habitualmente se emplean maderas como pino, haya, abedul o álamo. Se utilizan mayormente en muebles de uso interior, aunque también pueden emplearse para mobiliario de exteriores luego de un proceso de impermeabilización.